Hand animal piece of wooden bull puzzle

El origen de los puzzles

¿Conoces con qué objetivo se creó el primer puzzle?

En primer lugar, armar un puzzle es crear algo hermoso y liberar estrés al mismo tiempo. Este entretenimiento se compone de cientos o miles de piezas únicas disponibles en variedad de diseños y niveles de dificultad y su origen está en la educación y enseñanza de la geografía y no en una actividad de ocio, tal y como se cree. El objetivo de un puzzle o rompecabezas es formar una figura combinando sus partes, las cuales se encuentran diseccionadas en diferentes partes.

Hand with piece of wooden bull puzzle

 

Por esta razón, te proponemos disfrutar de montar un puzle de madera, eligiendo tu puzle preferido de cualquiera de nuestras colecciones, bien sea la colección de puzles de madera de animales mágicos o bien la colección de puzles de madera de Van Gogh.

John Spilsbury, experto diseñador de mapas, cartógrafo y geógrafo de la familia real británica, creó el primer puzzle en 1760. Se trataba de un mapa de Europa montado sobre un tablero de madera y recortado a mano de manera artesanal, justo en las fronteras de cada país. De esta manera, los niños podían aprender geografía de una manera muy visual. Este uso educativo perduró hasta alrededor de 1820. Como consecuencia, Spilsbury empezó a vender puzles con los temas que más interesaban a los padres de aquella sociedad, como el mundo, los continentes, excepto Oceanía, que todavía no se conocía y Reino Unido, tablas matemáticas y escenas de la Biblia.

Por consiguiente, esta idea se puso de moda rápidamente entre la alta sociedad inglesa, convirtiéndose en una costumbre muy popular sorprender a las visitas con este elegante entretenimiento, que, por ser exclusivo, pasó a formar parte de la herencia y tradición familiar.

Además, hasta el siglo XIX las piezas eran de madera y debían cortarse a mano, pieza por pieza para que encajaran perfectamente, lo cual encarecía su precio. En 1860, Milton y McLaughlin Bradley comenzaron a fabricar los puzzles en serie con madera contrachapada, al inventarse la sierra de pedal.

Mother with son and daughter assembling wooden panda puzzle on the terrace with seaviews

El nombre original del puzle fue disección o mapa diseccionado y se denominaron así hasta el siglo XIX, cuando empezaron a denominarse “jigsaw” y “puzzle” ya en el siglo XX.

¿Sabías cuándo comenzó a fabricarse el puzzle tal y como lo conocemos hoy en día?

Asimismo, en el siglo XX, los puzles comenzaron a fabricarse en cartón, lo que abarató bastante el precio y pasó a ser accesible para la clase trabajadora. Durante el periodo de la Gran Depresión en Estados Unidos, se creyó que su popularidad descendería, pero nada más lejos de la realidad. Se llegaron a vender 10 millones de unidades a la semana. Al principio no se incluía ninguna imagen de referencia en los puzzles para adultos y hasta que no estaba terminado no se sabía qué imagen tendría.

A partir del siglo XX las piezas empiezaron a encajarse entre sí tal y como lo conocemos hoy en día, debido a que, hasta la fecha, no se ensamblaban, sino que se acoplaban unas piezas con otras, lo que complicaba mucho su construcción, puesto que cualquier estornudo o pequeño movimiento podía echar a perder todo el trabajo.

Entre 1920 y 1930 se vivió la época dorada de los puzzles, ya se podían encontrar con temáticas variadas y los materiales podían ser madera o cartón, aunque los fabricantes preferían fabricarlos en madera porque les aportaba más beneficio. Empezaron a introducirse novedades, tales como los bordes irregulares y las esquinas falsas.

En 1931, Einson-Freeman, empresario de Estados Unidos comenzó a utilizar los puzzles como instrumento de marketing, regalando puzzles por la compra de un producto y en 1932 surgió la idea de “puzzle de la semana”. Cada semana se lanzaba un puzzle nuevo con un precio ajustado que podía comprarse en los quioscos, los cuales llegaron a ser muy populares entre la clase media y baja.

Por otra parte, tras la II Guerra Mundial, la venta de los puzles de madera entró en declive. La producción era en su gran mayoría de cartón y se introdujo la temática de reproducciones de obras de arte.

Como dato curioso, se cree que el puzzle más complicado de montar es la obra “Convergencia” de Pollock.

Three girls friends assembling wooden elephant puzzle on the table

En la actualidad, la mayoría de los fabricantes adhiere la imagen deseada a una cartulina y se cortan las piezas presionando con unas cuchillas de acero. Por otro lado, nos encontramos con la tecnología del corte con láser que permite que un material más duradero, como es la madera, pueda cortarse con más facilidad.

Debido a la pandemia causada por el coronavirus que comenzó en 2020, se ha puesto de moda realizar actividades en casa, entre ellas montar puzles. Fabricantes y diseñadores se han dado cuenta de esta necesidad y se han puesto manos a la obra para crear puzles que puedan armarse en casa, junto a la familia y una vez terminados, colgarlos en paredes o vitrinas decorando como una auténtica obra de arte. Como por ejemplo los puzzles de madera ecológica natural de abedul de Active Puzzles.

Por último, te recordamos que hemos lanzado una colección de puzles de madera de animales y otra colección sobre Van Gogh, que te van a encantar.

¿Quieres conocer más sobre el mundo  Active Puzzles y nuestras redes sociales Facebook, Instagram, Linkedin and Pinterest?

¿Te gustaría que hablásemos de algún tema específico? ¿Quieres preguntarnos alguna cosa? Escríbenos a info@activepuzzles.com, Estaremos encantados de leerte.

¿A qué esperas para empezar a montar un puzzle? Hazte ya con tu puzzle de madera preferido.